Tras descartar el homicidio, Di Santo resolvió archivar la causa por la muerte de Rita

0
Compartir

El fiscal de Instrucción Javier Di Santo resolvió archivar la causa por la muerte de Rita Carranza, la joven de 23 años hallada sobre el lecho del río Cuarto. La investigación determinó que no hubo participación de terceros y que la víctima falleció como consecuencia de un accidente ó un suicidio tras la ingesta de barbitúricos.
En el dictamen, al que accedió TD Digital, Di Santo determinó que «el estudio del plexo probatorio reunido, faculta, sin el menor atisbo de duda, a descartar cualquier conducta dolosa de parte de terceros en la muerte de Rita Rosana Carranza».
«En efecto, diversas razones de índole personal que atravesaba la jovencita, verificadas por la investigación, coadyuvaron para colocarla en una situación de vulnerabilidad emocional que la impulsó a tomar, sino la más drástica de las decisiones como es atentar contra la propia vida ingiriendo barbitúricos, al menos a auto agredirse en pos de un objetivo que entendió podía alcanzar apelando a una errada elección comoser socorrida antes de un fatal desenlace», señaló el fiscal.
Añadió que, «aún bajo los efectos de la intoxicación farmacológica Rita alcanzó entre balbuceos y llantos a comunicarse con un conocido al que le pidió ayuda, lo cierto es que circunstancias ajenas a su voluntad, como lo fueron la extrema toxicidad de la droga elegida… atentaron contra sus planes de rescate».
«Acreditado que fuera entonces que la jovencita venía de un desengaño amoroso que no aceptaba, también se pudo establecer sin hesitación que aquellas amenazas que tuvieron en vilo el comienzo de la investigación, en realidad provenían de la propia víctima con una clara intención de mantener a su lado a quien ya no sentía que la correspondía», destacó.
Para Di Santo, «el análisis de los teléfonos móviles secuestrados, de las tarjetas -simcard o chip-, como los testimonios de familiares y amigos revelan meridianamente el plan orquestado y la situación de angustia y desasosiego que atravesaba la joven».
«En ese orden de ideas, también se puede tener como suficientemente probado, atento a las pericias químicas y toxicológicas practicadas en orina y sangre, cuanto al relato de sus familiares más cercanos, que Rita acudió para alcanzar su meta a la medicación que consumía desde hacía años su madre, que contenía fenobarbitral, que se vende con el nombre comercial de “Luminal”, la que ya había probado cuando muy joven, en otro episodio de similares características sentimentales que la tuvo como protagonista a los 16 años, y que pudo revertir debida a una rápida acción de su mamá, que le proveyó de atención médica que la mantuvo internada por tres días», enfatizó.
Agregó que «la joven no presentaba lesionología compatible con actos de defensa, y que dejó en la casa materna una nota que puede interpretarse como de despedida, la conclusión que se impone inexorable y sin fisuras probatorias, es que la muerte de Rita Carranza devino por una decisión voluntaria mediante la toma de Barbitúricos, que la colocaron en una situación de indefensión por sedación y pérdida de capacidad motriz, y motivó que ingresara o cayera a las aguas del Río Cuarto sin ninguna posibilidad de dominio de su cuerpo, lo que le provocó la muerte por sumersión», subrayó.

«Qué son los barbitúricos»

El médico psiquiatra Claudio Oyarzábal manifestó en diálogo con Telediario que los babitúricos son «psicofármacos que actúan como depresor del sistema nervioso central».
«Son muy poco utilizados y hoy se sustituyen por ansiolíticos. El babitúrico tiene un efecto similar al alcohol: en una dosis baja favorece el sueño y es relajante. Pero, en una dosis más elevada produce alteraciones del equilibrio y en casos mucho más elevados, adormecimiento motor y puede llegar al coma», explicó.
Añadió que «el rango terapéutico está muy cercano al rango tóxico y genera mucho riesgo de dependencia».
«Para comprarlos se requiere una receta médica y otra de archivo, no son fáciles de conseguir. En caso se ser consumidos con alcohol se potencia su efecto. En exceso puede provocar el coma y posteriormente la muerte», indicó.

Sospecha

Los investigadores relacionan la ingesta del barbitúrico con el último llamado que realizó la joven a un amigo en el que le señalaba que estaba en el río, aunque balbuceaba y no pudo concluir con su relato.
El fiscal buscará confirmar si Rita había consumido con anterioridad un medicamento con barbitúrico, como había señalado una testimonial, ante una posible depresión.
Los indicios sobre un presunto homicidio perdieron valor con los informes periciales y el hallazgo en el departamento del joven del chip con el que se realizaban las presuntas amenazas a Rita y su ex novio.

Commentarios

commentarios

Compartir

Dejar una respuesta