Violenta pelea entre familias en Trulalá: Detuvieron a un joven de 21 años

0
Compartir

Tras un allanamiento en un domicilio de calle 12 de agosto a la altura del 900, personal policial detuvo en las últimas horas a un joven de 21 años que presentaba pedido de captura.

El operativo se dio en el marco de actuaciones policiales iniciadas por amenazas calificadas y disparos de arma de fuego en calle Manuelita Rosas a la altura del 1600.

El hecho

Un niño y dos hombres heridos tras una violenta gresca en Manuelita Rosas al 1600, en el sur de la ciudad. Vecinos alertaron mediante un llamado telefónico al número de emergencias 101. El hecho ocurrió a las 21:00.
En el lugar fue asistido un hombre de 28 años, quién presentaba heridas de arma de fuego en zona de la cintura, rodilla y parte baja de pierna izquierda.
También debieron derivar a un joven de 25 años, con heridas en cuero cabelludo y traumatismo de cráneo.
«Más tarde se tomó conocimiento que una mujer de 25 años, había trasladado por medios propios hasta un dispensario a un niño de 6 años, ya que presentaba un golpe en la cabeza, producto del mismo altercado», indicaron desde la Policía.
La Policía montó un operativo especial de prevención y contención barrial. En horas de la madrugada, bajo el amparo del Ministerio Público Fiscal, se llevó adelante un operativo de allanamiento en una vivienda del barrio Trulalá, donde se realizó la aprehensión de un joven de 17 años, sindicado como supuesto autor de disparo de arma de fuego. «Se procedió al secuestró de armas blancas y demás efectos relacionados con la pesquisa», precisaron.

Violenta pelea entre familias en Trulalá: «No tienen perdón por lo que le hicieron a mi hijo»

«Mi nene estaba jugando a la pelota en la casa de mi mamá y escuché un grito de ella que decía: «le pegaron al nene, le pegaron al nene». Lo habían golpeado con una arandela a dos centímetros del ojo. Cuando mi marido salió a preguntarles por qué le habían pegado, recibió tres disparos», señaló la madre del niño de 6 años que resultó herido como consecuencia de una gresca en el sur de la ciudad.

Además, en diálogo con Telediario comentó que tanto su hijo como su pareja se encuentran bien y el hecho fue una «desgracia con suerte». También agregó que el violento episodio se originó porque habían ingresado a robar a su casa. Sustrajeron una garrafa y otros elementos.

«El que pegó fue el mayor y se hizo cargo el menor. Nosotros queremos dejar claro que esto no terminó. Con lo que le hicieron a mi hijo, no les tengo más piedad a ninguno. La policía lo único que dice es ‘que se maten’. Va a haber justicia por mano propia. Estamos preparados para lo que sea», afirmó.

Commentarios

commentarios

Compartir

Dejar una respuesta