Dos robos que exponen la desigualdad social y el debate por “la puerta giratoria”

0
Compartir

Un joven y su cómplice protagonizaron un robo en la madrugada en un comercio de ropa ubicado en Pedro Zanni al 800. Cuando rompieron la puerta de vidrio provocaron un estallido que llamó la atención de efectivos policiales que estaban en el Hospital. Finalmente, uno de los ladrones fue reducido.

Durante la mañana, la propietaria del local presentó la denuncia y reconoció al autor. Lo sorprendente es que horas después, el delincuente quedó libre y la mujer volvió a cruzarse con él. “Estaba indignada, le dije de todo y él me dijo que iba a volver para pegarme un tiro”.

“Que entienda que está mal”

Comerciantes del quiosco El 81, sobre calle Buenos Aires, detuvieron a un joven que había ingresado a robar pero tras dar aviso a la Policía, decidieron no realizar la denuncia. “Solo queríamos que entienda que está mal”, dijo la encargada del local.
El hecho ocurrió poco después de las 17, cuando observaron que el joven tomó elementos que estaban próximos a la vereda y huyó. El dueño del local comenzó a correrlo y lo detuvo a unos 50 metros. Lo redujeron hasta que llegó la Policía y uno de los efectivos al ver quien era el detenido lanzó: “¿Otra vez? ¿Qué hiciste ahora?

Commentarios

commentarios

Compartir

Dejar una respuesta