Compartir
Racismo
El Presidente republicano de Estados Unidos ratificó su posición xenófoba al referirse a El Salvador, Haití y a países africanos como “países de mierda”. Fuertes críticas lo invaden

Donald Trump volvió a generar polémica luego de que este jueves cuistionara el hecho del por qué Estados Unidos debe recibir a inmigrantes de Haití y de países africanos, y no de lugares como Noruega, durante una reunión en la que rechazó un acuerdo bipartidista sobre inmigración.

Las declaraciones obscenas sorprendieron a los legisladores que asistieron a la cumbre e inmediatamente volvieron a surgir señalamientos y acusaciones de racismo contra el republicano.

Por su parte, la Casa Blanca no negó el comentario, sino que simplemente declaró que Trump apoya las políticas de inmigración que acogen a “aquellos que puedan contribuir a nuestra sociedad”.

 

Commentarios

commentarios

Compartir